Querido sanitario

28-03-2020

Querido sanitario:

Gracias, gracias y mas gracias porque trabajas sin descanso doblando las horas , porque aunque se que tienes miedo demuestras una valentía mas propia de un héroe que de una persona terrenal,  porque acompañas en sus últimos suspiros a los pacientes que no se pueden salvar  y están alejados de sus seres queridos, porque sé que lloras, se que estas cansad@, sé  que te sientes sol@,  inseguro porque no os llegan  las cosas mas básicas como mascarillas, guantes, para que tu trabajo sea mas seguro y ademas  cuando llegas a casa te sigues sintiendo sol@ porque debes aislarte de  tus familiares para evitar posibles contagios y sí ya estas contagiado estás devastado porque no puedes estar en la primera fila que es donde sé que quieres estar.

Tu piel muestra ese  estrés,  la pena y la angustia y ademas siente las horas de mascarilla, y  la deshidratación de la ventilación de hospital y siente tu falta de sueño, por eso te quiero ayudar,  y te daré algunos consejos para que cuides  con cosas que puedas tener en casa.

Reduce el uso  de los jabones,  al  igual que el corona virus se destruye con el jabón porque afecta a su membrana lipídica, vuestra piel necesita la grasa del manto hidro lipídico, entiendo que después de trabajar os debéis duchar y lavar la cara con agua y jabón para destruir a ese virus maldito.

Pero no puedes abusar de el jabón porque ayudara a desvitalizar mas tu piel y a que se formen heridas por la destrucción del cemento intercelular y eso  seria un problema para tu piel ya que por ahí puede entrar el virus a tu organismo, tu piel debe estar intacta para tu seguridad.

Por la mañana límpiate la piel con una mezcla de yogur  natural y unas gotas de zumo de naranja o de limón, prefiero naranja pero si solo tienes limón puedes hacerlo pero solo unas gotas,  con esa  mezcla te vas a masajear la piel seca dejando que se absorba. El  yogur aporta bacilos muy beneficiosos para tu microbiota y ahora es momento de tenerla sana y fuerte.

Después de masajear aclaras con agua siempre fría y te secas con cuidado, después te pones los cuidados habituales.

Por la noche cuando regreses de tu jornada laboral extenuad@  después de la ducha desinfectante debes calmar la piel  con un poco de miel, coges una cucharadita y la calientas con las manos, nunca en microondas y te la aplicas en el rostro, masajeas y al cabo de 20  minutos retírala con un paño húmedo y después aclaras con agua fría.

Si no tienes miel puedes hacerlo con un poco de aceite de oliva  y en ese caso ponte una toalla humedecida con agua templada  para que saque el exterior la suciedad, después aclaras con agua fría y te pones la rutina

Puedes hacer una mascarilla con 2 cucharas de yogur, 2 de miel y unas gotas de aceite de oliva, esta combinación aporta activos bactericidas, protectores de la microbiota, e hidratantes, prepárala  y póntela sobre el rostro  y déjala actuar 20 minutos. La retiras con agua fría y te pones la rutina habitual.

Si tienes avena házte un tónico hidratante y humectante  para ello cuece un tazón de avena  en un vaso y medio de agua  unos 5 minutos y cuando esté preparado lo mezclas con  el resto de agua lo dejas reposar unas horas  y lo cuelas para guardarlo en la nevera.

Si no tienes avena puedes hacerlo con te verde o con manzanilla, prepara un litro con un par de sobres y lo guardas en la nevera, estas infusiones alivian mucho la piel irritada.  Los tónicos los pondrás sobre un algodón o disco pero no haciendo arrastre, a toques suaves y ligeros

Espero que estos consejos puedan ayudarte y puedan calmar tu piel y te deseo lo mejor para ti y los tuyos y te doy las gracias de nuevo por cuidar  de todos nosotros con valentía.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te ha gustado?
Si te gustó, compártelo con tus amigos en tus redes
O suscríbete a mi blog