Ser jurado en la Gala Mister Internacional España 2018

09-05-2018

Acabo de regresar de la maravillosa Isla de Tenerife en donde he podido disfrutar de una semana maravillosa, intensa, de emociones, colmada de sueños pero también acompañada de tristeza al ver los que se quedaban atrás.

Ser jurado en una gala de belleza tanto masculina como femenina es de enorme responsabilidad, ya que alguien confía en ti para ello, en este caso, la organización, Cres del Olmo y Dani Montesdeoca , confiaron en mí por mi experiencia soy experta en belleza y como no porque todo me lo tomo muy en serio,alguien  dijo el otro dia, que mi fortuna la consigo a golpe de trabajo, es porque efectivamente, todo en la vida se consigue a golpe de sudor y como no de lágrimas.

Mis chavales, mis 52 candidatos también sudaron sangre, y como no , se regaron también de lágrimas.No puedo citar a cada uno porque son muchos y podría escribir cientos de palabras describiendo lo que vi, lo que percibí y lo que sentí que transmitieron, porque fue mucho. Sin embargo hablaré de lo que sentí yo.

Cada uno, vino de su casa, con sus manías, miedos e inseguridades, los había muy altos, los había más bajos, algunos tenían estudios superiores, otros no tenían la eso, otros habían tenido algo de sobrepeso, otros habían sentido la presión de sus defectos físico en la adolescencia,, alguno era más mediático y gozaba de algo más de presión por el nombre que tenía, pero todos, supieron alzarse y coger los defectos e inseguridades, cargarlos a la espalda y crecer como personas.

El primer dia, se les veía algo torpes en el escenario,  se veía la inexperiencia de algunos y la soltura de otros, pero Cres consiguió algo increíble y es que en un espacio bastante pequeño y encima con público, entre ellos yo que era jurado y ellos lo sabían, organizaron una coreografía que el dia de la gala salió tan perfecta como el funcionamiento de un reloj suizo.

A mediados de semana, Angelia  Leon Coach personal les dio una charla de motivación, y al día siguiente estaban más animados, más seguros de sí mismos, más satisfechos por haber llegado allí.

Cada día, mis ojos críticos se posaban en ellos mientras comían, reían, se fotografiaban y  vi el respeto que se debe profesar a los patrocinadores, todos colgaban sus fotos, demostrando que se san cuenta que esas empresas apuestan por ellos, creian en ellos y creo que deben estar satisfechos de esa inversión ya que los chicos fueron agradecidos.En las excursiones se mostraban felices, como niños de un cole, se les veía frescos, sin rencillas, olvidando que estaban en un concurso y que sólo ganaría uno.

 

Tuvimos un visitante inoportuno, un virus intestinal que causó enfermedad a varios de los chavales y causó pánico en el resto, ya que todos temían que su turno de enfermedad llegara  el día de la gala, pese a eso, nadie tuvo pánico, se mostraron cuidadosos con sus compañeros enfermos y se ayudaron unos a otros.

Llegó la gala, he vivido varias y esta fue especialmente emocionante,los había visto crecer, y evolucionar en 7 días, hubiera elegido a todos, porque cada uno tenía algo que lo individualiza, alguno vi entrenando duro de madrugada porque se sentía inseguro desfilando, ese gesto me emociono porque vi, que creía en lo que hacía, y quería dar lo mejor de si, no era un juego, era un sueño que debía cumplirse.

El momento más difícil es el momento del corte, cuando ves que se quedan, me cuesta mirar al escenario en ese momento, me duele sentir la frustración del que se queda atrás después del camino recorrido, pienso, cuca esto es lo que hay.. unos ganan y otros aprenden. no hay perdedor, ninguno pierde, todos han llegado lejos, todos representaban una provincia, todos han superado sus miedos, sus temores.

 

Llegaron los 3 finalistas, como miembro del jurado sabes tus votos, no los de los demás, por lo que viví con ellos esos segundos que se hacen eternos hasta que dice el nombre del ganador,los 3 finalistas eran dignos merecedores de esa banda. pero solo puede coronarse uno. Gano Jesús Collado, un hombretón de 1,96 cm de altura con una sonrisa preciosa que ilumina su rostro.

Quiero desde aquí aprovechar este espacio para agradecer a los 52 candidatos que para mi son unos valientes, guerreros, que a pesar de la dificultad, la enfermedad, las lesiones de algunos, los nervios siempre mostraron alegría, entusiasmo demostrando que las barreras te las pones tu, que aunque compitas con hombres de 1,96 , tener 1,70 no te resta, sino que te suma porque creces , que no tener estudios no te hace ser menos que otro, que las costumbres familiares hay que respetarlas y sentirse orgulloso de ello.

Me habéis dado una lección de vida y agradezco a la organización que contaran conmigo y que me permitieran vivir esta experiencia que me ha enriquecido mucho.

Salir guerreros soñadores a comeros el mundo porque el mundo necesita gente como vosotros.

 

Cuca Miquel

 

dav

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te ha gustado?
Si te gustó, compártelo con tus amigos en tus redes
O suscríbete a mi blog